Blog de Regina Salcedo Irurzun

martes, 28 de marzo de 2017

Voz vértebra, antología de poesía futura (Kokoro)

Por fin está en mis manos..., qué pasada de libro, o de viaje, porque, más que una antología, es un conjunto de portales mágicos que te teletransportan al futuro, un futuro habitado por voces poéticas increíbles, únicas, apabullantes. Y me encanta que esas voces sean además anónimas, que no se sepa qué medium real hay detrás de cada autor ficticio. Me parece un estupendo ejercicio anti egos y una invitación al lector a dejar atrás los prejuicios, los amiguismos y leer cada aportación desde una igualdad y una equidad difíciles de hallar en nuestros días, así como una ocasión de prestarse al juego y al misterio, por supuesto. Un placer formar parte de ese elenco secreto.
¡Bravo por la valentía de Kokoro!


martes, 21 de marzo de 2017

Escamas invisibles



24.

Espectáculo. para los que observamos. observar. tomar parte. en ausencia de todo. espectador. ¿cómo he de titular las muecas, el braceo, los bostezos que ejerzo frente el mundo/hacia el mundo/o a pesar y en el sótano del mundo? no puedes abstraerte. pero tampoco puedes deshilar tu corteza de escamas invisibles.
Irradio de continuo, a cada paso, un halo que fluctúa entre la ingravidez y el mercurio. entre el ancla y el hilo transparente que cuelga de una rama o arrastra el mismo viento. esta transmutación casi nunca responde a un acto voluntario. soy un camaleón inadaptado que hace precisamente lo contrario de lo que su instinto y sus reflejos aconsejan


miércoles, 8 de marzo de 2017

La lengua de las máquinas

Este es otro viejo proyecto que tampoco llegó a ver la luz. La verdad es que es un experimento, un juego con el lenguaje donde quería evidenciar los abismos, tan insalvables como sugerentes, que se abren cuando tratamos de comunicarnos con el otro. 
Y también incluye, en la segunda parte, un pequeño diccionario con las palabras que me faltaban para contarme a mí y mis circunstancias. 
Si queréis echarle un ojo, os lo podéis descargar gratis en el enlace que aquí os dejo:

La lengua de las máquinas