Blog de Regina Salcedo Irurzun

miércoles, 26 de agosto de 2015

MI DONACIÓN EN SELJAVALLALAUG

En la piscina de Seljavallalaug hay una pequeña hucha para dejar la voluntad.

La piscina de Seljavallalaug está en medio de un valle
a los pies de un volcán
al aire libre
bajo rocas y lluvia.

Uno puede dejar la voluntad
e incluso por un rato la ambición
la ceniza del nombre.

Dejé en Seljavallalaug todo eso y un libro 
sobre una repisa desconchada
dentro de una bolsita de plástico
con autocierre hermético. 

Espero que se aclimate pronto
y lo dé todo.

 

    



viernes, 14 de agosto de 2015

UNA ESPECIE DE TUL



Desde que te moriste
un tul casi gaseoso envuelve sin tocar mis acontecimientos
un fino tul de escarcha que cruje:  nada     realmente na-da     
importa tanto
como

Crece desde mi ombligo igual que una burbuja de jabón, un air-bag       
marsupial o una bola parásita de muérdago.
No sé,  de cualquier modo,
actúa reduciendo la veloz trayectoria o el impacto
de voces y sucesos que adentran en mi atmósfera.

Supongo que la acción continuada del agua, de la luz
y del viento
así como dormir y despertar
y (des)vestirse y picar zanahorias y ordenar la basura
y pasear y andar y caminar
y hocico y tierra y charco y tomillo y encina
acabarán por desteñir el tul, evaporar sus hilos,
y el martillo del sol volverá a golpear y a levantarme
con su habitual euforia.

Y un día te veré  tal como siempre fuiste.





sábado, 8 de agosto de 2015

ESTORNINOS



El pensamiento mágico. Antes. Tenía un templo.

Y nos arrodillábamos. Yo, Regina, mis Otras. En presencia de un pájaro.

En un tramo de cielo. Ése no más. Exactamente Entonces.


Alabada sea la Sincronización porque todo se muestra en el lugarmomento necesario.


Rezábamos también a clavos y tornillos. Golpeados. O

asaltantes de suelas.

Centímetros cuadrados de intuición. Nosotras, yo. Sibila.

Oreja parabólica. Estanque de agua dura.


Cada

vez

                        más

                                    silencio…



Vinieron otros dioses. Por la noche. Se implantó el nuevo culto:

Causa-Efecto

La balanza con dos platillos férreos. Axiomáticos.

Causa-Efecto

Efecto-Causa

Causa-Efecto-Causa-Efecto…

/…/ - Efecto

Causa- /…/


/…/


De pronto. Las pesas ramifican.

Desaparecen.

Se innombran.

Esporan.

No están. No hay. No son.


/…/


Esperas la debacle. La llegada de Caos.

Apocalipsis.



Mientras el musgo crece. Blando como una casa.

Hundes allí tu dedo. Hasta la tierra húmeda.

Tu uña verde y marrón.

Son todo lo que ocurre.

Y ya no escuchas más.

Ni saboreas más.

Ni manoseas más.

Ni hueles más.

Ni aguardas otra cosa.



Yo, Regina, mis Otras. Se mezclan.

Estorninos en vuelo.

Somos una y bandada.

Una coreografía sobre una melodía de la sangre,

el músculo y el cielo.

Inapreciable. Muda.


Y porque no la oímos no chocamos las unas con las otras.

Y porque no me paro a percibir sus notas la siento y continúo

agitando mis alas.


Tengo tiempo para cre(ae)r la magia.

Beberme la belleza y abandonar su cuenco.

Para encontrar efectos. Moldearlos. Juntarlos-separarlos de sus

cabezas-causa.

Sus vesículas-causa.

Sus excrementos-causa.

El juego es absoluto e infinito. 







sábado, 1 de agosto de 2015

TRES POEMAS EN CALIFORNIA

Me publican 3 poemas en una revista universitaria de California por esos extraños giros que a veces da la vida. Muy surrealista, la verdad. Me pregunto, ¿quién coño leerá esos textos que además están en castellano? Seguramente nadie.
Me gusta esta sensación de total abandono al azar, como dejar una post it con la lista de la compra sobre un bloque de hielo a la deriva. ¿Imaginas qué sorpresa si un oso polar aparece al cabo de los años para traerte un paquete de arroz integral?

En fin, ahí os pongo el enlace por si os pica la curiosidad.

http://pomonavalleyreview.com/pdf/PVR%209/PVR%209.pdf