Blog de Regina Salcedo Irurzun

lunes, 1 de septiembre de 2014

Mientras agonizan



Mi pobre madre, mi pobre padre.

Mi pobre padre y

mi pobre madre.

Un día.

Un puñado de tierra.

Otro día.

Otro puñado de tierra.

Nos enterramos vivos

para llegar puntuales a la muerte.