Blog de Regina Salcedo Irurzun

jueves, 23 de mayo de 2013

PRODUCTORES DE RUIDO




Alimentar la máquina,
el único dictamen de nuestra voluntad.
La mirada atrapada entre los engranajes.
El tiempo se desliza
silencioso,
invisible,
sin turnos que lo frenen.
Engrasado el motor
con nuestra alienación ganada a pulso.
Dado nuestro sudor, cada tizón de vida
para alzar a la bestia y producir
bienes cuantificables
y CO2 y mugre,
y un ruido atronador,
un ruido, sobre todo,
que solape ese lamento sordo,
sostenido,
fundido al ligamento.


jueves, 16 de mayo de 2013

NIEGO




Niego  mientras mi cuerpo asiente
y ese apático no
es un astro lejano que seca la epidermis del estiércol
y no va más allá,
donde hay fibras y musgos que gotean y hablan
en su lenguaje húmedo sin sonidos o letras.

Niego mientras mis poros perciben claramente la energía
nociva, con zarpas y colmillos, hecha para dejar
el nervio al descubierto,
la esencia más oscura evidenciada, erguida frente a mí,
inmune a los tejidos de este idioma.


sábado, 11 de mayo de 2013

DEMONIO ANTIGUO





Surge, desde un mar estancado, desde la calma tensa del silencio, en las horas elásticas que anegan los sofás y dejan descubiertos los cuchillos,
surge el demonio antiguo que mora en la memoria de la carne.
Inyecta su veneno a los timones,
estrangula  los faros,
embriaga de letargo a los vigías,
y su intensa fragancia repone, ineludible,
la secuencia perpetua del día en que morimos.


jueves, 2 de mayo de 2013

PROHIBIDO SALTAR SIN RED




No volver a encender ninguna vela:
ya hay una fila ciega de esqueletos deformes
engordando el reverso de mi sombra.

La red de lo imposible guardará en adelante mis mortales, 
sólo lo irrealizable
conocerá el calor de mi privado aliento.

No más romperse en dos como una piedra.
A lo sumo el vértigo mediocre de alzar la vista al cielo
prenderá levemente bajo el pelaje espeso de esta bestia que sueña.