Blog de Regina Salcedo Irurzun

sábado, 15 de octubre de 2016

No todo son señales




Una picadura de araña sobre el ojo y sin ojo, sin rostro –el que me ancla–.

–No hay necesidad de otro memento mori, de verdad.

Qué daño si la horrible picadura no es más que una horrible picadura,
qué daño si no soy  por ahora más que un imán de insectos,
decadencia, venenos, oscuridad, negrura –¿son lo mismo?
oscuridad
negrura …
(palabras sin materia para corporizar toda esta masa amarga, residual)

Quizá es lo que en secreto solicito hasta que al fin, del todo, con todo,
me desborde.




 


No hay comentarios:

Publicar un comentario