Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 19 de junio de 2016

Sierro el pan




Sierro el pan por un lado para abrirlo. Pero no me detengo al llegar a mi carne, y entonces… qué pereza contar… puedes imaginar el resto. Incluso ir más allá de mi intención y el hueso. Incluso aderezarlo con especias filosas y emolientes, de esas que nos arrasan el tabique nasal hasta el sistema límbico. Lo has leído mil veces. ¿Subsiste algo genuino aparte de lonuestrolodetodos? Pongamos por ejemplo: “como beber un vaso de agua fría de un trago largo, largo”. Diseña el primer término de la comparación. Ya ha sido dicho, escrito, subscrito, refutado. Aunque cambies beber por escupir, vaso por galladura, agua por sedimento, fría por cuaternaria, trago por tradición, largo, largo por infinitamente helicoidal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario