Blog de Regina Salcedo Irurzun

martes, 15 de marzo de 2016

EL HOCICO DE PERRO




una mano mojada, con dedos invisibles desenreda los hilos; la tormenta que llega, la alimaña que fue con el agujero, el excremento aquí,  todavía exhalando su hálito caliente. ramas entrelazadas para el ojo que ciego
bucea por la hierba, entre tierra y lombrices, neumáticos, basuras… 
el ojo que  des-trama y saborea y juega con los gajos simultáneos del tiempo.



el hocico se hunde en el secreto, en tu miedo, en tu rabia, en la bondad redonda o llana de tu voz, vibran como colores, como cuerdas tañidas en el viento. el  hocico se hunde,  se hunde en la entrepierna del universo-ser.




No hay comentarios:

Publicar un comentario