Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 14 de febrero de 2016

Vértigo místico



oigo un frenazo en la calle, un atropello y sé quién se desangra

el vértigo es el agua que cae de un solo chorro y te vacía


de pequeña me provocaba el vértigo

caminaba de espaldas hacia la barandilla del balcón, cuatro pisos de aire,

los pasos se tornaban en escombros mientras flotaba el mundo

otra forma era cerrar los ojos y tratar de imaginar el infinito, seriamente,

a falta de otras drogas era el único medio para ese salto interno

que lo barría todo como un viento y dejaba a la vista lo precario del ser, de ser,

de no ser nada , un mareo, la náusea


mientras voy recordando trago una madalena con aromas confusos

y no la saboreo, ni el café

podría haber tomado tres veces la pastilla

¿cuánto tardaría en morirme sin ella? es un zumbido como ¿qué comeremos hoy?

¿tengo arroz integral? ¿me quedan ajos?

el vértigo hoy me llega desde fuera, pongo cepos pequeños para mis pies futuros

y cuando caigo en ellos y libero nerviosa el corazón de un pájaro con su rastro de sangre

 me da un vuelco el estómago y me vacío

cagando varias veces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario