Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 29 de noviembre de 2015

Llegar a ser





mis pies desde el principio se esforzaron
en llegar a ser pies
mis manos en ser manos
mis orejas, orejas
nariz
ojos
colmillos


mi mente
mi mente fonadora
proyecta hormas futuras para
que un yo virtual
y luego otro
y otro
se amolden
las habiten.



me gustaría ahora dedicar mi existencia a los castores
–mi exquisita existencia a la vida
fútil de los castores–
observarlos,
emborronar cuadernos
con notas y dibujos,
pies de nota,
páginas de madera, de barro, de ramitas
conectadas por túneles
bajo el disfraz del agua
toneladas de agua.

su cola golpeando la superficie del lago
a veces se confunde con la detonación
seca de una escopeta. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario