Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 1 de marzo de 2015

ALFABETO, INGER CHRISTENSEN


La secuencia numérica de Fibonacci, las letras del alfabeto... el orden en la naturaleza y en el lenguaje. Seguir estas premisas para crear un poemario pudiera parecer un proyecto abocado a la artificialidad, a la rigidez, a la falsedad, y sin embargo, Inger Christensen logra florecer desde estas "restricciones" y dotar a sus versos de una humanidad excepcional. El avance progresivo de los poemas (que recuerda efectivamente al crecimiento de las ramas de los árboles) va ganando en intensidad, en significado de forma exponencial. En este sentido me ha recordado a veces a la potencia acumulativa de Zurita. 
También me han dado ganas de jugar, de recuperar el espiritu investigador y lúdico de Oulipo.
Si no habéis leído Alfabeto, Editorial Sexto Piso, os estáis perdiendo algo grande, algo vivo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario