Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 13 de julio de 2014

SEGUNDAS LECTURAS



Me he traído para leer al pueblo libros con los que no fui justa, libros a los que entré con el pie torcido y que ahora me parecen otros, que estoy tratando de escuchar apartando otros ruídos. Me está pasando por ejemplo con La educación física de Pablo Fidalgo. Y este hecho también me está suscitando reflexiones sobre el hecho de leer, tan contaminado a veces por cientos de circunstancias y humores. 


Un ejemplo:

Me sumerjo en tu voz para encontrar mi voz,
que es igual que decir que brinco sobre charcos luminosos
donde asoma otro mundo para secar mis pies.

En esta paradoja yace un latido tosco de madera y escucharlo
basta para arriazar mi anhelo y mi locura.

Quizá el secreto esté en ese salto hambriento,
en descalzar los pies capa por capa
hasta su misma brújula.


No hay comentarios:

Publicar un comentario