Blog de Regina Salcedo Irurzun

sábado, 28 de junio de 2014

LAS ARDILLAS NO VAN A EXTRAESCOLARES



Un pequeño adelanto del libro infantil de poesía en el que la ilustradora Garazi Albizua y yo estamos trabajando. 






LAS ARDILLAS NO VAN A EXTRAESCOLARES




Cuando uno mira a Adriana piensa rápidamente en una ardilla

saltando entre las copas de los robles, asustando a los pájaros,

rompiendo con su bulla la quietud de los bosques.



Adriana no hace nada cuando acaba el colegio:

no va a clases de inglés, ni a natación,

ni tampoco a solfeo o a informática.

Sin embargo asegura que tiene poco tiempo.

Así que a la salida llega corriendo a casa,

merienda a toda prisa

y se pone a jugar muy seriamente.



Ayer pasó la tarde construyendo un poblado de salvajes,

con su templo siniestro, con su jungla repleta

de bestias y peligros. Y luego pintó un mapa

para encontrar las ruinas de una antigua pirámide

que ocultaba el secreto para ser siempre un niño

-cayeron muchos hombres valerosos-.



Fue una día memorable y Adriana, de repente,

sintió una pena sólida latiéndole en el pecho

y se asomó al balcón para lanzar un grito de vigía:

-¡DESAPUNTAOS TODOS! ¡DESAPUNTAOS!



Su padre la hizo entrar y bajó las persianas de la sala.



No hay comentarios:

Publicar un comentario