Blog de Regina Salcedo Irurzun

miércoles, 26 de marzo de 2014

LLUVIA SECA DE PALOS




Lluvia seca de palos sin descanso

que pudiera enseñarte a degustar los charcos,

a sorber el raquítico rayo del sol lejano,

a estremecerte dentro

de un minuto de calma.

Pero no:

palos, seca lluvia de palos

que revienta tus ojos,

que embrutece tus dedos

y te sentencia

a enredarte en los grumos de la sombra,

en el nudo de letras de la angustia,

en el pincho insistente, retorcido

que gira en tu costado

para dejar constancia

del dominio absoluto de la muerte. 




No hay comentarios:

Publicar un comentario