Blog de Regina Salcedo Irurzun

viernes, 30 de agosto de 2013

JARDÍN SECRETO





En un jardín secreto llueven médulas nuevas y aparecen al alba pedazos de cristal, el corcho abandonado del bullicio. Nada hay a salvo. 
Nada.
Secreto parecías cuando te vi, entre muros de musgo, a miles de kilómetros de cualquier calle, incluso de la calle, esta calle y tu número.
Pájaros te visitan que no sé nombrar.
Dónde está el sur o el este. De dónde llega la luz humedecida, la niebla nacarada 
fresca melancólica.
Un refugio
quise creer, arrullarme en la distancia del total abandono,
el tiempo raro a saltos, felino somnoliento,
una taza caliente entre las manos,
mi ser acurrucado en su alter ego hecho lugar, espacio, piedra,
grieta, hierba seca, una grácil manzana perfecta sobre el lienzo y cuando menos piensas 
sucede la invasión
el mundo desemboca desbordado y alza el vuelo la paz 
en una desbandada desnortada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario