Blog de Regina Salcedo Irurzun

viernes, 21 de junio de 2013

PEDREGAL




En este pedregal, necesito saber cómo juntar el oro
del calor circular de los guijarros,
y entonces sembrar fuego para que broten brasas en jazmines abiertos,
o ignífugos nenúfares
por los que en adelante caminar en comunión ardiente con la herida.
Confiar por las noches en que las llamas lleguen hasta el lóbulo
donde vive la imagen que se grabó hace tanto
para regir mis ojos, mi percepción desenfocada desde entonces,
y ser capaz al fin de liberarla, de reunir de nuevo
la piedra con la piedra
y restaurar la hierba, la suavidad del mundo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario