Blog de Regina Salcedo Irurzun

jueves, 2 de mayo de 2013

PROHIBIDO SALTAR SIN RED




No volver a encender ninguna vela:
ya hay una fila ciega de esqueletos deformes
engordando el reverso de mi sombra.

La red de lo imposible guardará en adelante mis mortales, 
sólo lo irrealizable
conocerá el calor de mi privado aliento.

No más romperse en dos como una piedra.
A lo sumo el vértigo mediocre de alzar la vista al cielo
prenderá levemente bajo el pelaje espeso de esta bestia que sueña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario