Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 21 de abril de 2013

LA VISITA DEL HERMANO




Esta tarde llega desde las faldas de la noche mi gemelo bastardo.
Se quedará a dormir en el cuarto del ático, los míos ni siquiera notarán su presencia.
A solas nos daremos los regalos de siempre:
yo pieles de naranja con la brillante pulpa todavía prendida y anzuelos con agallas corroídas.
Él pijamas y mantas y un gato amaestrado para dormir encima de los 
libros abiertos.
El paso de mi hermano se apreciará más tarde.
Es un arce inflamable que prende en varios tonos antes de deshojarse.
Es un otoño esquivo que sólo apreciaréis cuando todas mis ramas
armen un esqueleto blanquecino.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario