Blog de Regina Salcedo Irurzun

miércoles, 27 de marzo de 2013

TODO PUEDE CAMBIAR


Todo puede cambiar en cuestión de latidos, lo repiten tus labios, es memoria del músculo, movimiento reflejo y colectivo.

Hasta que entonces llega y el mundo te atraviesa hecho alambre de espino,
invisible y veloz. La carne cercenada de forma irrepetible.

Es casi material la imposibilidad, absurda de tan próxima, de volver
un instante más atrás.

Parece que pudieras extender una mano y tocar ese cuerpo todavía caliente, todavía
presentes los ecos de su cháchara ligera:
palabras transparentes que se yerguen ahora
como estatuas perfectas donde el mármol acopia toda la luz del sol.

Palabras como antiguos dibujos infantiles en los que se disfraza
la impericia desnuda con genio y osadía.

Pero no hay más que ver el fondo de la herida que sangra y que te cubre
para entender que no: de alguna forma oscura, el cauce que se oculta ante tu paso,
sólo estaba dormido, aguardando el caudal de tu desbordamiento.



5 comentarios:

  1. Seguramente voy a sonar un poco bobo (especialmente después de mi interpretación reglera), pero bueno, siendo medio anónimo no me preocupa tanto =)

    Creo que entiendo el poema. No estoy seguro de si habla literalmente de un accidente de tráfico o de si es una metáfora para cualquer pérdida repentina e irreversible, pero eso me da un poco igual; las dos me valen y me gustan (lo material, la solidez, de la imposibilidad de volver atrás, unido a la última cháchara fosilizada en mármol). Pero me pierdo en los últimos versos.

    "el cauce que se oculta ante tu paso,
    sólo estaba dormido, aguardando el caudal de tu desbordamiento."

    El caudal de tu desbordamiento, la vida líquida frente a la roca de antes, mola, pero no lo entiendo. ¿El futuro es el cauce, que desaparece ante tu paso/tu muerte/tu desaparición? ¿Pero entonces a qué viene decir que estaba dormido? ¿Ya no está dormido? ¿Pero no acababa de desaparecer? ¿O "tu paso" no es "tu muerte"? En ese caso, que el cauce se oculte "ante tu paso" significaría, supongo, que conforme vives o avanzas sobre él, éste desaparece. ¿Pero cómo puede desaparecer lo que está delante (ante tu paso) conforme avanzas? Y además contradice el movimiento de la vida como un caudal que se desborda hacia delante. Osea, que no.

    Lo dicho, no lo entiendo. A lo mejor estoy siendo demasiado tiquismiquis. Pero por poemas anteriores, me consta que no eres una juntapalabras (si no no te seguiría, no hay nada que odie más que el juntapalabrismo, y eso me veta la mayor parte de la poesía en español), así que estoy seguro de que hay una interpretación sólida. Que yo no consigo ver :P

    Un saludo.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo y gracias por esa lectura atenta y exigente. Cuánto agradezco tener lectores que no me pasen ni una. Cuando cuelgo los textos tengo la sensación de estar lanzando botellas al océano así que cuando hay alguna respuesta y además tan crítica es una agradable sorpresa :)

      El poema, efectivamente, habla de un hecho traumático, no es un accidente de tráfico pero sí algo que te deja la vida vuelta al aire. Creo que lo has interpretado todo tal como yo quería trasmitirlo (la sensación) y es un alivio porque me da la impresión de ser demasiado críptica en ocasiones.

      En cuanto a esos últimos versos que mencionas, me refería a que a veces pensamos que si pudiéramos volver hacia atrás podríamos cambiar nuestro destino, evitar esa desgracia, y sin embargo -y esto es muy personal, por eso hablo de ver en el fondo de la propia herida- , siento que daría igual, que el sufrimiento acaba llegando de todos modos, a lo mejor con otra apariencia pero con iguales consecuencias, (eso es lo que intento recoger en ese “para entender que no”, no es solución volver a atrás).

      “…de alguna forma oscura, el cauce que se oculta ante tu paso, sólo estaba dormido, aguardando el caudal de tu desbordamiento”.
      Digo aquí, de alguna forma oscura, porque mi idea del destino es realmente contradictoria (por eso comprendo tu confusión, yo tampoco puedo entenderme demasiado bien y en parte es por eso que escribo :) . Por un lado parece que delante sólo se extiende campo abierto, que somos libres para elegir nuestro camino, pero en lo más hondo de mí siento que el que tomamos finalmente era un camino ya previsto (dormido como un cauce seco) y que nuestra libertad es un desbordamiento por tanto encauzado, parcial, aparente. Bueno, ¿he terminado de liarla, no?

      En cualquier caso, tienes razón y eres muy perspicaz , esos últimos versos son reflejo de una confusión, de una sensación contradictoria que no sé cómo explicar. Por tanto, no sé si puedo escribirlo de otro modo. A mí me gusta porque implica esa paradoja que no sé resolver.
      Le daré vueltas a ver si puedo expresarlo mejor.

      Saludos y gracias por tu comentario

      Eliminar
    2. Vale. El cauce sigue confuso, pero lo entiendo mejor. Gracias.

      Eliminar
  2. Zombie, son estos los comentaristas que necesitan tus textos, comentaristas que saben identificar quién es un junta-palabras y quién hace poesía.
    abzo.

    ResponderEliminar
  3. Pues la verdad es que me siento afortunada de contar con vuestro interés y vuestras opiniones. Gracias :)

    ResponderEliminar