Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 3 de marzo de 2013

RESTOS DE ARENA






Que la sangre te arrastre por el polvo como a ese forajido atado del caballo,

que la sangre te doble sin permiso para lanzarte al cielo hecho avión de juguete

no es lo peor del mundo, es un resto de arena mojada entre los dedos, es sólo 


un cabo más de los que atan al ser a su lecho de barro, otro hierro que suma 

más peso a las raíces y hace menos sencillo creer que de algún modo 

gobiernas los caminos,

sus riscos,

sus atajos,

sus malas compañías.



4 comentarios:

  1. Bueno, también podría ser, aunque me refería a algo más que a la sangre, hablaba de esa química tirana sí, pero también de toda esa parte inconsciente (y subconsciente), primitiva, que más veces de las que pensamos ha decidido por nosotrosa antes de que siquiera lo sepamos, nos maneja como a marionetas, sin excepción de géneros. Vamos, que no somos tan libres como creemos a la hora de elegir caminos y todo lo demas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que me ha confundido lo de "es sólo un cabo más", "otro hierro". Tomado en el sentido amplio que mencionas, habría esperado que fuera EL cabo, EL hierro. Pero perdón, soy un criticón, cuando en realidad me gusta tanto lo que he ido leyendo aquí estos últimos meses.

      Eliminar
    2. Me encanta que alguien se tome la molestia de leerme con atención y dejarme sus opiniones. Desde luego siempre hay mucho por mejorar y a veces uno mismo no es capaz de verlo todo, así que gracias. Me alegro de que en general te guste lo que encuentras.
      Y la verdad es que sí, mirado ahora con esa óptica, el poema puede ser muy "reglero"...vaya :( Creo que cambiaré alguna cosa para que esa sangre no se interprete así, que por otro lado, es lo evidente, claro. Como decía, con sangre me refería más a esa química extraña del cuerpo que a veces va a su aire, otro cabo más unido a todo lo reptiliano que nos queda por ahí y te comentaba :)

      Un placer darte la bienvenida.

      Eliminar