Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 17 de febrero de 2013

SUSPIRO VERDE




Sigo a un suspiro verde como quien sigue a un ciervo,
tiene un cuerpo redondo de cebolla
y rueda por las calles más oscuras aunque anhela la luz,
la luz que no es posible sino en algunos bosques ajenos al suicidio
donde crecen los árboles de ramas accesibles.

Sigo al suspiro verde, lo veo renquear,
le faltan alas, aire para elevarse,
una tráquea adaptada
para tomar pasión a bocanadas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario