Blog de Regina Salcedo Irurzun

viernes, 22 de febrero de 2013

INCERTIDUMBRE DE AIRE







Dudas, tiemblan no por el frío,

tampoco por costumbre.

Tiemblan porque hay un tallo nervioso hasta la misma

pulsión de su sustancia.

Caen los tal vez marchitos para alfombrar tu piso.

Golpean los si hubiera contra el techo del coche

en una lluvia fina e insistente.

Las has creído hojas, dientes de leche o lazos para el pelo

pero siguen ahí, sumidas en tu aliento,

con la fuerza imbatible de las debilidades.



No hay comentarios:

Publicar un comentario