Blog de Regina Salcedo Irurzun

jueves, 7 de febrero de 2013

EN TODA OSCURIDAD HAY UN BRASERO






Semi oculto en el fondo hay un brasero con el hierro roído por los años, es la única fuente 


de calor en esta madriguera a la que he descendido penetrando escalones con mis puños.


Me pliego sobre él, recompongo los trozos de la cáscara rota y me cierro de nuevo para 


acunar mis úlceras al tibio bienestar del desencanto.

Sé muy bien que en las ascuas se camufla un veneno de lenta efervescencia, una trampa 


incorpórea que entumece los músculos de la resolución

y sucumbe al resguardo brindado por el tacto de la tierra.



Me dejo adormecer con falsarias promesas de brillo y crecimiento.




No hay comentarios:

Publicar un comentario