Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 13 de enero de 2013

UNA SOLA GRIETA







Años de disciplina asumiendo el desierto,

sus leyes y su caos premeditado,

tu enfoque como parte de la senda,

sin espacio ni metros para lo inmensurable.

Pero basta una grieta bajo tus pies domados,

una grieta con forma de grillo o de verano,

para que se reanime ese ritmo oprimido

que clama por los mares subterráneos,

por la magia sembrada en los espejos. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario