Blog de Regina Salcedo Irurzun

miércoles, 16 de enero de 2013

CURVATURA DE UN 16 DE ENERO




Por fin aceptarás que no hay bastante tiempo para estar en el fruto florecido

y a la vez en el cesto que espera con su mimbre pulido, ya flexible

como el arco tensado y destensado innumerables noches y veranos.


¿Llegarás a admitirlo sin lanzar tu carcaj al fondo de una sima,

sin despuntar tus flechas contra el suelo?


Tu mano se pregunta a qué distancia

colocarás ahora tus dianas incendiadas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario