Blog de Regina Salcedo Irurzun

lunes, 8 de octubre de 2012

REVISIÓN POEMAS VEINTEAÑEROS 15




RENUNCIAR

al útero caliente de las grietas, a la sombra vencida del andamio,

a la gris indolencia de la ciudad dormida

y tender hacia a ti una mirada puente en aquel cruce

o una sonrisa puerto en la próxima esquina,

cualquier gesto casual premeditado, tan liviano

como una sola hoja que delata el otoño.



El camuflaje es el secreto anhelo


de hallar un cazador que me despoje

de la invisibilidad y me hable de este arte

de la disolución,

donde se pierde el yo para ponerlo a salvo

entre adoquines sucios, en los brazos del humo,

en el regazo urna del asfalto.



Pero todo es lo mismo: la distancia,


la invisibilidad, el camuflaje.

Hábitos concedidos por las calles que abandono

mientras se ve la luna, antes de que se enciendan las farolas,

y a los cuales regreso cuando la herida impuesta

empieza a adquirir rosas de cicatriz eterna.



(1994)

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario