Blog de Regina Salcedo Irurzun

domingo, 23 de septiembre de 2012

SOFLAMA



Durante el duermevela, en las leves bisagras de la tarde,
me llega desde un bosque inexistente el susurro incendiario
de animales surgidos de una mitología nutrida del desecho,
de todos los caminos que no fueron,
de todos los navíos que quemaron mis dudas.
Una saga de dioses y demonios espurios con la única herencia de mis gestos.

Sé que el camino se abre al fondo del espejo,
tras un lunes cualquiera que habría de volar en mil pedazos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario