Blog de Regina Salcedo Irurzun

viernes, 21 de septiembre de 2012

POR UN INSTANTE






Quiero, por una vez, rosas cristalizadas en el álgido instante de su florecimiento,

con su perfume abierto y todavía fresco, con sus pétalos limpios, sin señales

de óxido o de ruina.

Por una vez la luz envolviendo mi pecho y mis heridas

sin sombra de una sombra agazapada que relama en su hocico

el sangriento anticipo de un desgarro.

Por una sola vez, detener mi latido en el pleno estallido de la vida.


No hay comentarios:

Publicar un comentario