Blog de Regina Salcedo Irurzun

miércoles, 12 de septiembre de 2012

DESDE AHORA




No importa el decorado,

ni el atrezo, ni el texto,

la escena, al fin y al cabo, es lo de menos.



Cuenta la herida misma,

los centímetros cúbicos de su profundidad,

cuántos pétalos ígneos derramados,

la cicatriz deforme que oculta ahora mi sombra.



De qué sirven entonces tantos álbumes,

tantas fotos estrictas

enmarcando la mera contingencia.



Dejo intacto el olor; ese rastro de pólvora

que entreabre portales

y compongo el pasado

que yo misma aseguro merecerme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario