Blog de Regina Salcedo Irurzun

miércoles, 5 de septiembre de 2012

DECLIVE




He doblado la esquina donde se acaba el centro y en el aire

se aprecia una concentración mayor de agotamiento y polvo.

Nadie mira a los charcos a la cara,

nadie mira hacia el cielo

cada vez que es un cielo como un lienzo.

No hay un solo terrón sin cartografiar, los naufragios ocurren

en su margen pautado de dos líneas.

Conozco el peso exacto y la presión que ejerzo sobre cada peldaño

que desciende,

porque, vista la máscara que vista,

ya no queda otra cosa que declive.

No hay comentarios:

Publicar un comentario