Blog de Regina Salcedo Irurzun

sábado, 4 de agosto de 2012




Porque sueño, yo no lo estoy






Porque sueño, yo no lo estoy.

Repetías la frase con demencial urgencia.

Porque sueño, yo no lo estoy.

Te ungías de petróleo para evitar el fuego.

Porque sueño, yo no lo estoy.

Te enfrentaste a las Furias empuñando una tiza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario