Blog de Regina Salcedo Irurzun

martes, 28 de agosto de 2012

CENIZA




Ampollas, quemaduras

de tanto sujetar y refrenar y controlar las riendas.

Corre el deseo y vuelan mis insectos

con sus luces pequeñas en el tórax.

Apagar, contener, cercenar sus antenas si es preciso

y sofocar el fuego

que escupen junto a su corazón hacia el mañana.

Son tantos los incendios que logro implosionar bajo mi lengua

que en ocasiones temo no volver a encontrar

más materia en mi voz aparte de ceniza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario